Vés al contingut

Contestando al Sr. Carlos Arbó. La paja en el ojo ajeno antes que la viga en el propio.

18 Abril 2014

Hemos leído con estupor el artículo de Carlos Arbó al Diari de Girona atacando con una furia inusitada a la Coalición de ICV-EUiA. Me ha sorprendido por su pobre y sofista argumentación, además de maniquéa.

En un tiempo como el actual, en que toda la socialdemocracia europea ha abrazado, sin rechistar, todos los principios del liberalismo más rancio y ultra (gato blanco o gato negro, según Felipe Gonzalez, mientras continúa cobrando un sustancioso salario por asesorar(?) a Gas Natural).

En un tiempo en que la socialdemocracia no sirve ya ni para solventar los problemas más primarios de los ciudadanos, entregada como está en la defensa de los intereses corporativos de grandes empresas y sectores financieros de los que, dicho sea de paso, se benefician muchos cargos públicos del PSC-PSOE cuando abandonan sus cargos, utilizando lo que, comúnmente, se conoce como puerta giratoria.

O el papel jugado cuando se organizaban las marchas anti atlantista del Sr. Solana y sus 50 razones para decir no a la OTAN  , socialista de pro que, con posterioridad y cual Pablo del siglo XX, cayó del caballo convertido en Secretario General de dicha organización y bendiciendo, desde su cargo, la intervención en la ex Yugoslavia(Kosovo) sin mandato alguno de la ONU.

En un tiempo en que la socialdemocrácia española (PSOE, PSC) engulle sin rechistar y de forma acrítica, con sus enormes tragaderas, una reforma de la constitución, conjuntamente con el PP, para garantizar el pago de la deuda, obviando que esa deuda en su mayor parte es una deuda privada que el PSOE traspasó a las espaldas de los ciudadanos como deuda pública, dejando en el cajón del olvido esa otra reforma de la constitución en un sentido federalista que ahora nos propone, todo eso sin contar, que tras muchos años de gobierno con mayoría absoluta, el PSOE-PSC no haya querido jamás introducir los cambios legislativos necesarios para hacer de España un estado federal y comenzar a transitar el camino de la república como mayor garante de la soberanía popular.

Lloret es una ciudad relativamente pequeña donde todos nos conocemos y sabemos de que pié calza cada uno. De ahí que conociendo la filia socialdemócrata del Sr. Arbó, nos sorprende, aún más, que ahora se descuelgue con un artículo como el comentado, ya que según nuestro criterio, sería más provechoso para los ciudadanos y para el propio PSC-PSOE, que hiciera algo de crítica a la praxis del PSC-PSOE de los últimos años y a como el colectivo partidista ha sido secuestrado por unas élites tremendamente ultra liberales, dejando de ser un referente de cambio para la inmensa mayoría de los trabajadores y trabajadoras del país.

La izquierda debería buscar los caminos para desbancar a la derecha del poder, a nivel catalán, español y europeo, pero tenemos nuestras dudas de que el PSOE-PSC, pueda ser en estos momentos el aglutinante necesario para conseguir ese objetivo, instalado como está en la aceptación del dogma de los mercados y la entrega del Estado en manos del ultra liberalismo más salvaje. El último en apuntarse a esa história es el reciente primer ministro francés, M. Valls, que hace exactamente lo mismo que sus homólogos europeos, tanto socialdemócratas como conservadores, hacer que los más débiles y desprotegidos de la sociedad paguen los excesos de unos indeseables, ladrones de guante blanco, que además siguen haciendo negocio con la desgracia de millones de ciudadanos.

EUiA es un partido nacional catalán y como tal actúa. Nuestras relaciones con Izquierda Unida son relaciones de fraternidad y de respeto a la propia autonomía y nuestro concepto de estado está más ligado a la independencia de clase que a la independencia identitaria, tanto en Europa como en España y Catalunya, pero permítannos poder opinar libremente sobre el derecho a la auto determinación, que es en definitiva lo que se ha dado en llamar el derecho a decidir.

Dificil tarea con un partido que se autoreclama de izquierdas, hasta ahora hegemónico, y que nunca ha tenido inconveniente alguno para reconocer que Montesquieu ha muerto(Alfonso Guerra dixit) y que el estado social y de derecho es una pura pantomima negociada con la caverna ultraconservadora del PP.

Para acabar, el poti poti al cual hace mención el Sr. Arbó es una patochada comparado con la situación del PSC, deserciones, indefinición y disposición permanente a llegar a acuerdos con CiU de forma rápida y descarada si se trata de esconder bajo la alfombra los asuntillos de corrupción de unos y de otros.

Els comentaris estan tancats.

%d bloggers like this: