Skip to content

La feina ben feta del “govern dels millors” en tan sol 18 mesos

14 Octubre 2012

Una sociedad en la que el 57% de los ciudadanos lo tienen crudo para llegar a fin de mes, el 39% de las familias no pueden permitirse ni una semana de vacaciones al año y el 12,7% no tiene ni para poner la calefacción, en la que el número de las familias que viven de alquiler se ha disparado en cinco años (del 14% al 24% y no será porque no haya pisos en venta); en la que quien aguanta de los que no pueden más son los abuelos, cuyas pensiones son hoy más de lo que ingresa mucha gente. Una sociedad con muchos pobres: el 29,5% de la población. Hasta 2.200.000 pobres. La foto es de Cataluña y la hizo pública ayer la Encuesta de Condiciones de Vida y Hábitos de la Población 2011 de la Diputación de Barcelona.

La Generalitat prácticamente ha agotado la partida para pagar hasta finales de año la renta mínima de inserción (RMI), el antiguo PIRMI. De los 100 millones que presupuestó para este 2012, el Ejecutivo ya ha gastado 98,5 millones, por lo que con 11 millones de gasto mensual, las cuentas no cuadran, según reveló ayer El Periódico de Cataluña.

Hasta 2011 el Gobierno catalán había invertido 170 millones anuales en pagar la renta mínima, pero hace algo más de un año, el Gobierno decidió endurecer las circunstancias de acceso a este subsidio, para atajar el fraude, dijo, y para convertirlo no en una mera ayuda, sino en una pata más de lo que calificó de itinerario de inserción de personas en riesgo de exclusión. De aquella purga resultaron excluidas 4.500 personas y el número de beneficiarios se sitúa actualmente en torno a los 24.000.

De todo esto es de lo que no habla el Sr. Mas, a la vez que intenta levantar una cortina de humo identitaria para engañar a todos los catalanes/as con el único objetivo de conseguir una mayor cuota de poder y tener las manos libres para continuar con las políticas de recortes habituales en su gobierno.

Els comentaris estan tancats.

%d bloggers like this: