Vés al contingut

Ni quito ni pongo rey, pero ayudo a mi señor

27 gener 2010

La conocida frase de Bertrand Duguesclin puede aplicarse en la actualidad a muchos de los medios de comunicación, por no decir a todos, y a ciertos periodistas que se resisten a dejar de comer en el “pesebre”.
En estos últimos días, y con motivo de la solicitud para la implantación del cementerio de residuos nucleares en Ascó, hemos leído en muchos medios un mensaje que viene a decir “Nueva crisis en el tripartito catalán”, debido a la participación en las concentraciones y manifestaciones de dirigentes de ICV – EUiA y de ERC.

A nuestro modesto entender la crisis, si es que existe alguna, la debe tener en todo caso CiU, ya que el alcalde de Ascó es de esta formación política y que la dirección nacional de la misma ha advertido al alcalde que abrirá un expediente sancionador al mismo en caso de presentar y votar afirmativamente la candidatura de la ciudad.

Igualmente pasa en al ámbito internacional. Leemos en el País: “A las siete de la tarde del lunes, Yosinio Carrillo Torres, de 16 años, fue alcanzado por un disparo en el pecho cuando supuestas bandas parapoliciales que operan en el Estado de Mérida atacaron una manifestación de vecinos que se quejaban por el cierre de RCTVI y por las restricciones en el servicio eléctrico”…”La policía se vio rebasada por el estallido social”, informa desde Mérida el periodista Euro Lobo, de la cadena de noticias Globovisión. Según su versión, desde hace dos años opera en el Estado una banda parapolicial, “Los Tupamaros”, que se encarga de amedrentar las protestas estudiantiles y civiles.”

Pero el País obvia mencionar la noticia completa y real: “Una manifestación en apoyo a la suspensión temporal de 6 canales de televisión, que se estaba desarrollando en la ciudad venezolana de Mérida acabó con un muerto y varios heridos debido a la violencia que emplea la oposición derechista de venezuela durante sus marchas.

El asesinado, Yosimir Carrillo Torres, es un estudiante de 15 años, militante del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) que se encontraba manifestando su apoyo a la acción por la que las operadoras de televisión por cable suspendieron temporalmente a 6 canales de la emisión.

Marcos Díaz Orellana, gobernador del estado Mérida, atribuye el asesinato al Movimiento 13 de Marzo y a sectores de la oposición que actúan desde la alcaldía del Municipio Libertador del estado Mérida.”

La referencia a un grupo “TUPAMARO” en Venezuela es más que dudosa y no hay evidencia alguna de su existencia, pero de lo que no hay duda alguna es de la existencia del grupo denominado  “Movimiento 13 de Marzo” que pueden ustedes buscar en google.

Els comentaris estan tancats.

%d bloggers like this: